Coincidencias plantadas

10 03 2009

Dicen las malas lenguas que dios existe y elige qué dados te van a tocar.

Me iba tarde del trabajo… Atrasos, entregas de última hora, lo usual cuando uno es un mercenario de la informática.

Cruzando la plaza de mayo para poder entrar a la estación de subte me cruzo con un tipo que llevaba puesta una remera igual a una que poseo. En sí no tiene nada de raro… si no fuera porque a los 10 metros me cruzo a otra persona con otra remera que también tengo.

Ok, dos coincidencias, qué raro, como si tuviera ropa tan exclusiva…

6 estaciones después, simplemente por casualidad miré las zapatillas de alguien que esperaba en la estación.

Sí, un par de zapatillas iguales a los que tenía puestos.

¿Qué carajo significa? Aparte de mi falta de originalidad para comprar ropa, claro 😛