Apegándome al código

28 01 2009

Hay una vocecita susurrándome al oído que rompa mis códigos, que libere las puertas del infierno que guardo.

Vengo resistiendo estoicamente, mas allá de lo que creía soportar. Aunque ya no sé si es por miedo a perder mi alma o a salir beneficiado.

El liberar ese infierno tal vez pueda lastimarla y alejarla de mí. Y tal vez esto sea lo peor que me puede pasar, o sea un punto de quiebre, para una vida sin ella, una nueva vida libre de ataduras, conviviendo con mi propia oscuridad y lejos de esa puja por el control.

Es otra vez esa encrucijada de la que ya hablé hace tiempo… un demonio que quiere ser humano; un humano ansiando ser un demonio.

Estoy convencido que puedo ganar esta batalla manteniendo mi dignidad a costa de todo, y tal vez sea la única vez en mi vida que ponga toda mi energía y empeño en algo, manteniendo las puertas del infierno cerrado y el código que guía mis pasos intacto.

Y entonces así sea humano.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: