Megalomanía +1

14 09 2008

Creo haber contado en distintos posts ya acerca de mi megalomanía. Ese incontrolable deseo, no de controlar todo, puesto que el control no existe, sino de omnisciencia.

Mis deseos son de conocimiento. Y el conocimiento al fin y al cabo es poder. Y el poder es una droga, una droga de la que sólo una pequeña y efímera dosis es suficiente para enfermarte y esclavizarte.

A veces y solamente a veces puedo alcanzar ese estado de trascendencia y, no exactamente el futuro, pero saber que va a pasar.

Para hacer una analogía sencilla, es como saber el resultado de un partido de fútbol de un equipo de segunda división de Qatar. O sea, No precisamente lo que me interesaba saber. Aún así, inexplicablemente lo sé.

Nunca los números de la lotería, o si cuando ella me mira piensa lo que yo creo, ni si más adelante está la policía haciendo controles de alcoholemia.

Así que mi pregunta es:

Un talento inútil (mas allá que en mi caso es algo derivado de una patología), ¿Sigue siendo un talento? El conocimiento de algo inútil, ¿Es un desperdicio?